• LSJ

¡DE LA MANO DE SAN JOSÉ! La verdadera amistad.

Existe una gran diferencia entre la amistad y las relaciones que tenemos con nuestras familias. La amistad es absolutamente gratuita, es una apuesta que depende de los amigos. La relación familiar siempre está, de una u otra forma existen por ser familia.


Puede darse el caso dramático de una pelea familiar entre dos hermanos, o un padre o una madre con sus hijos, etc., pero siempre está la esperanza de poder recuperar su relación porque son familia: "la sangre tira más que una yunta de bueyes"

Con la amistad no sucede eso. Podemos ser amigos el día de hoy, pero por algún motivo se puede romper este vinculo para siempre. Por eso es que debemos cultivar y preocuparnos de cuidar la amistad porque "encontrar un amigo fiel es como dar con un tesoro o como hallar un refugio seguro. Un amigo fiel no tiene precio: su valor no se mide con dinero." (Ecli 6, 14 - 16)


La relación con Dios es también una amistad. Somos hijos de Dios y amigos de Él, por eso santa Teresa de Ávila nos recuerda que "rezar es tratar de amistad estando muchas veces a solas con quien sabemos que nos ama". Cuidemos nuestra amistad con Dios y con nuestros amigos.


San José, ruega por nosotros.



102 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo