• LSJ

¡DE LA MANO DE SAN JOSÉ! Vuela alto

En esta oportunidad, el padre Francisco nos relata una historia, y a través de ella nos hace pensar y poner nuestra vista no en lo que somos o nos han hecho creer, sino en lo que estamos llamados a ser. Pero para eso debemos poner nuestra mirada en el cielo y que nuestros valores sean los más altos, que nuestro pensar y actuar sean los de Cristo. Un águila está llamada a extender sus alas y surcar los cielos, pero si ella es criada en un gallinero actuará como una de ellas. Es necesario que el águila suba a las montañas, conozca el cielo extenso y que interactúe y vea a otras águilas. A nuestros hijos e hijas debemos mostrarles valores altos, y no valores del mundo. Que conozcan lo que es la Paz, el Amor, el Evangelio, que sean amigos de Cristo y que le amen. Mientras nuestros corazones estén sólo en el nivel del mundo, nuestro ser estará siempre ahí, si nuestros corazones se quieren encumbrar a lo más alto, debemos mirar y acercarnos a los santos y santas, pero especialmente a Cristo, nuestro Señor. San José, ruega por nosotros.






78 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo