• LSJ

¡DE LA MANO DE SAN JOSÉ!


El valor de las cosas pequeñas


El padre Francisco nos motiva en esta oportunidad a poner el acento no en las grandes acciones que realizamos o buscar enormes frutos en nuestro día a día, sino a entregar nuestro corazón en cada acción, por pequeña que sea a la mirada del mundo, pues Dios no pone sus ojos en la acción sino en el el amor con que realizamos nuestro día a día.


Debemos ser fieles y perseverantes en el Amor, entregar a Dios nuestro esfuerzo diario y dejar que Él actúe en nuestra vida.


Acerquémonos y seamos constantes en la oración, los sacramentos, en el encuentro con la Palabra de Dios.

¡San José…ruega por nosotros!


40 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo